martes, 22 de octubre de 2013

Cisne cantor y porrones osculados en Tophill Low

    Hola corazones, bienvenidos a una nueva edición de El Saúco. Este finde he estado en Kilham, un pueblecito de poco más de 1000 habitantes (seguro que menos) situado a 8 km de Driffield, en East Yorkshire. Tras explorar los alrededores del village en busca de setas, bellotas y otros regalos del otoño, acompañados en algún momento por la perrita Effie, caballos curiosos y asustadizas ovejas británicas, el domingo Jess y yo nos dirigimos a Tophill Low.
    Poco después de llegar a la reserva y tras conocer a parte del staff, Pete y Ray, nos encaminamos a la primera zona de pajareo, Watton. En el hide, dos educadas pajareras observaban el lago. A primera vista, sólo se veían gansos de diversas especies y algunos cisnes, patos y cormoranes. Yo ando con ganas de observar especies nórdicas que nunca he visto (y se habían visto algunas ya), así que decidí mirar uno a uno los ánsares y los cisnes. Empecé por los cisnes porque eran pocos. Y, de repente, allí estaba, un majestuoso cisne cantor (Cygnus cygnus, Whooper Swan) nadaba tranquilo entre barnaclas y ánades. 
-What the hell is that? Is it... Is it... Is it a Whoooopah? dije en voz baja, para que solo lo oyera Jess. Pero mi voz temblorosa llegó a los oídos de las otras personas del observatorio, y empezaron a preguntar where? where? No había nada que confirmar, aquello era un cisne cantor: el pico amarillo y triangular lo delataba. Well spotted! dijeron las BBs.
Cisne cantor (Cygnus cygnus, Whooper Swan) rodeado de ánsares comunes (Anser anser, Greylag Goose),
un ánade azulón (Anas platyrhynchos, Mallard) y una barnacla canadiense (Branta canadensis, Canada Goose).
Watton 
Ánsares comunes (Anser anser, Greylag Geese) en Watton.
    Largo rato permanecimos observando Watton. Yo me había enamorado de aquel animal, de mi cisne cantor, había algo en él que me atraía sobremanera; no sabía si se trataba de ser consciente de lo épico de su viaje, desde Islandia tal vez, desde cualquier tierra emergida en el Norte del Océano Atlántico o qué. Ni siquiera me llamaron la atención los chorlitos dorados (Pluvialis apricaria, Golden Plover) que continuamente iban y venían sobre la zona, ni un grupo de zarapitos reales (Numenius arquata, Eurasian Curlew) que merodeaba por allí. Nada me distrajo de mi cisne hasta que nos fuimos del hide.
    Hacia la 1 de la tarde o así, decidimos seguir explorando el lugar. Nos metimos en bosquetes (reforestaciones efectuadas por parte de voluntarios) para observar y reconocer los árboles que allí crecían: 
  1. Pino albar (Pinus sylvestris, Scotch Pine);
  2. Alerce europeo (Larix decidua, European Larch);
  3. Álamo negro (Populus nigra, Black Poplar);
  4. Sauces (Salix sp., Willows);
  5. Fresno común (Fraxinus excelsior, European Ash);
  6. Espino albar (Cratægus monogyna, Common Hawthorn);
  7. Serbal de los cazadores (Sorbus aucuparia, Common Rowan);
  8. Aliso (Alnus glutinosa, European Alder);
  9. Saúco (Sambucus nigra, Elder);
  10. Roble común (Quercus robur, English Oak);
  11. Haya (Fagus sylvatica, European Beech);
  12. Avellano (Corylus avellana, Commmon Hazel);
  13. Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum, Horse Chestnut);
  14. Arce sicómoro (Acer pseudoplatanus, Sycamore);
  15. Arce campestre (Acer campestris, Field Maple).
    Conocimos a Richard, el guarda de Tophill Low, que montaba un pequeño tractor y con el que compartimos un agradable momento, ya que me reconoció (supongo que por el Facebook). Tras despedirnos de él, Jess me enseñó unos montones de heno que la gente agrupa alrededor de algunos estanques, para que las culebras de collar (Natrix natrix, Grass Snake) se escondan debajo en invierno. Le pregunté a Jess si funcionaban y me respondió que sí, así que ya sabéis lo que hacer también en España. 
    Tras caminar por otra zona boscosa, llegamos a otro observatorio, en cuya puerta rezaba un cartel de metal:
Este hide está dedicado a la memoria de:
Sargento de Vuelo
Angus McBean
Falleció cuando su avión Blenheim K7091 se estrelló 
en un campo cerca de aquí
6 de mayo de 1942

Moo.
     Desde él se podían ver algunos ejemplares de toro de la raza Belted Galloway que pastaban tranquilamente en un prado. Junto al grupo de adultos, un ternero de poco más de un mes se movía feliz, trastabillando. Es el que veis en la foto.
    Yo me aburrí en seguida en ese observatorio, pero Jess solo tenía ojos y palabras para el ternero, así que nos quedamos bastante rato. 
    En otro hide estuvimos esperando que un martín pescador se posara en unas ramas, donde se suele ver, pero un BB que salía del hide justo cuando llegábamos nosotros nos dijo que había estado una hora entera esperando que apareciera...

    Nuestro paseo acabó con un bimbo para mí. En el último observatorio, orientado al interior del enorme embalse redondo, una hembra de porrón osculado (Bucephala clangula, Common Goldeneye) flotaba tranquilamente entre otros patos. Tras un buen y soleado día, la jornada tocaba a su fin. 
    Los que leéis mi blog sabréis que no suelo poner listas de observaciones en mi blog, simplemente me he dedicado a relatar lo que veía como si fuera un cuento, pero he decidido poner algunas de vez en cuando, para que os hagáis una idea de lo que aparece en mis lugares de campeo. El domingo, en Tophill Low, Jess Stokes y el que escribe tuvimos el placer de ver las siguientes especies de aves:

  1. Cisne cantor (Cygnus cygnus, Whooper Swan)
  2. Cisne vulgar (Cygnus olor, Mute Swan)
  3. Ánsar común (Anser anser, Greylag Goose)
  4. Barnacla canadiense (Branta canadensis, Canada Goose)
  5. Porrón moñudo (Aythya fuligula, Tufted Duck)
  6. Porrón común (Aythya ferina, Common Pochard)
  7. Porrón osculado (Bucephala clangula, Common Goldeneye)
  8. Ánade friso (Anas strepera, Gadwall)
  9. Ánade azulón (Anas platyrhynchos, Mallard)
  10. Silbón europeo (Anas penelope, Wigeon)
  11. Cerceta común (Anas crecca, Teal)
  12. Pato cuchara (Anas clipeata, Northern Shoveler)
  13. Somormujo lavanco (Podiceps cristatus, Great Crested Grebe)
  14. Zampullín chico (Tachybaptus ruficollis, Little Grebe)
  15. Focha común (Fulica atra, Eurasian Coot)
  16. Gallineta común (Gallinula chloropus, Moorhen)
  17. Garceta común (Egretta garzetta, Little Egret)
  18. Garza real (Ardea cinerea, Grey Heron)
  19. Ratonero común (Buteo buteo, Common Buzzard)
  20. Zarapito real (Numenius arquata, Eurasian Curlew)
  21. Avefría euroasiática (Vanellus vanellus, Northern Lapwing)
  22. Chorlito dorado (Pluvialis apricaria, Golden Plover)
  23. Gavión atlántico (Larus marinus, Great Black-backed Gull)
  24. Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus, Black-headed Gull)
  25. Gaviota argéntea (Larus argentatus, European Herring Gull)
  26. Petirrojo europeo (Erithacus rubecula, European Robin)
  27. Pinzón vulgar (Fringilla coelebs, Chaffinch)

viernes, 18 de octubre de 2013

Spurn

    El otro día por la mañana (13.10.2013), nos dirigimos Robert, James, Jess y yo al Cabo Spurn, en la desembocadura del Río Humber en el Mar del Norte.
Qué épico queda. 
    El día anterior, Spurn Bird Observatory (@spurnbirdobs), como de costumbre, había estado transmitiendo las observaciones que estaban teniendo lugar en Spurn y la cosa prometía bichos como: picogordos, pardillos sizerines, alcaudones norteños, agateadores norteños, bisbitas de Richard. Y antes de eso, paíños de Leach, mosquiteros de Pallas, ampelis europeos y págalos raberos. Lo que se dice un paraíso para el ornitólogo amateur y avanzado.
140 caracteres
    El día amaneció (por decirlo de alguna manera, porque allí parecían las 7 de la tarde de un invierno manchego) húmedo, frío y oscuro, con un viento y una lluvia paralela al suelo bastante molestos. Acercándonos a Spurn, Robert y James nos comentaron que alguien había visto un escribano pigmeo (Emberiza pusilla, Little Bunting) en un camino vecinal, así que nos encaminamos para allá. La lluvia y el viento hacía bastante difícil escuchar correctamente el canto de los pájaros que había por allí, aunque casi todos eran petirrojos, mirlos y zorzales alirrojos. No hubo éxito con el pigmeo, pero como siempre que se sale al campo en busca de rarezas en sitios como este, hay que estar preparado para no avistar nada o para avistarlo todo.
    La mañana avanzaba lentamente, mientras nos acercábamos al Este, la marea en el estuario del Río Humber permanecía baja. En lo lejano, desde la costa, se veía una niebla fantasmagórica que traía historias de snekkes cargados de almas escandinavas que se habían perdido para siempre en las furiosas aguas del Mar del Norte. En los bajíos, algunas limícolas picoteaban el suelo, los tarros blancos se ocultaban solitarios en la bruma y grupos de etéreas gaviotas se apretujaban a unos kilómetros de nosotros. Hacia el interior, a nuestra izquierda mientras caminábamos, un bosquete de espinos albares atraía a grupos grandes de zorzales, pinzones y sílvidos que llegaban a toda velocidad a través de la calígine.
Mi primera foto de un pinzón real, un Brambling, como se dice en inglis pitinglis. No está mal, teniendo en cuenta la temperatura, viento y precipitación del momento, la distancia del bicho y además, es un contraluz (ha habido que editar la foto). No os quejéis tanto por favor, que lo importante en este blog es divulgar.
    Estuvimos explorando el bosquecillo de majuelos, tras ver de repente un pardillo sizerín (Carduelis flammea, Mealy Redpoll) que comía semillas y hojas secas en un prado de hierbas altas. El pájaro se mostraba bastante confiado, aunque tal vez lo que tenía era hambre. Detrás de un arbusto cercano, había otro grupo mixto de pardilos sizerines de las dos especies que se han formado a partir de las subespecies flammea y cabaret: Carduelis cabaret y Carduelis flammea.
Carduelis flammea
    Volviendo hacia el interior del cabo, en dirección a la costa Este, nos encontramos en un sendero con un bonito ejemplar de C. cabaret que se mostró bastante confiado. De repente, el sol brilló de nuevo, y los grillos de matorral y las libélulas se pusieron a cantar y a volar de nuevo. 
Carduelis cabaret
    Una de las especies de grillo que cantaban en ese momento eran los grillos de matorral de Roesel, cada vez más fáciles de ver en Inglaterra, si bien son nativos de prácticamente toda la Europa del Oeste.
Roesel's Bush Cricket (Metrioeptera roeselii)
    En un sendero lateral que llevaba a una casa con jardín y manzanos, me quedé mirando con los prismáticos un grupo de pinzones reales, vulgares y acentores, sin darme cuenta de que justo al lado había un pájaro al que le tengo ganas: el camachuelo común. James me indicó que había uno justo al lado, pero justo cuando miré, desapareció volando entre el follaje del manzano y nunca volvió. A la próxima será.
    Volviendo a donde habíamos aparcado, un amable BB (British Birder) nos paró para enseñarnos lo que tenía enfocado con el telescopio. A lo lejos, en un espino albar, un pequeño depredador europeo se acurrucaba en una rama: un alcaudón norteño (Lanius excubitor, Great Grey Shrike).
Record shot! Great Grey Shrike (Lanius excubitor)
    Poco antes de llegar al aparcamiento, antes de que el camino se volviera a desviar hacia una iglesia decimonónica, nos encontramos con una resuelta libélula que posó durante un rato para nosotros, tal vez lo que quería era tomar un poco el sol. James incluso la cogió y permaneció en su mano unos segundos.
Migrant Hawker  (Aeshna mixta)
    Las iglesias británicas que se construyeron en pueblos y ciudades pequeñas a finales del siglo XIX suelen tener un pequeño jardín o herbazal alrededor con tumbas y enterramientos de estilo romántico un poco siniestro, de los que desesperan a Espronceda. En aquella pequeña iglesia, encontramos un opilión cuyas patas reposaban paralelas a la pared. Yo sólo me sabía el nombre de una especie de opilión, Phalangium opilio, pero daba la casualidad de que este no lo era. Robert me dijo que lo que estábamos viendo era un animal foráneo proveniente del Sur del Mediterráneo que se había extendido por varios lugares de Europa.
Harvestman (Dicranopalpus ramosus)
    El opilión de patas estiradas se quedó en su esquina de la iglesia y nosotros volvimos hacia el coche, no sin antes echar un vistazo en una zona concurrida (¡la de BB que había!). Aparentemente, todos miraban un arbusto donde acababa de aparecer un mosquitero sombrío (Phylloscopus fuscatus, Dusky Warbler), al cual nunca jamás vimos, pero unas barnaclas carinegras (Branta bernicla, Brent Goose) pasaron nadando tranquilamente por la orilla, dejándose llevar por la marea, que ya había subido, 'showing well', es decir, "mostrándose bien". 
British birders
    Antes de entrar al coche, un BB nos gritó: "JOOOOOOOOOOOFINCH!", que básicamente quiere decir Hawfinch, picogordo, pero se escapó rápidamente (yo creo que por el berrido que pegó el buen hombre). A pesar de todo, apareció un petirrojo que se nos acercó curioso, dejándose fotografiar fácilmente, y una bandada de lúganos (Spinus spinus, Siskin) que acudieron rápidamente a un saúco cercano a alimentarse. Y así nos despedimos de Spurn... hasta pronto. 
European Robin (Erithacus rubecula)

miércoles, 9 de octubre de 2013

North Cave Wetlands

    Para la primera anglosalida pajarera (06/10/2013), África nos llevó a Jess y a mí a North Cave Wetlands. Tras atravesar campos verdes separados entre sí por setos y enormes robles y hayas que ya se doraban por el cercano otoño, llegamos a la entrada de la "reserva" (no sé cómo llamarlo). Lo primero que me llamó la atención fue el griterío anseriforme que se oía en lo lejano y justo al bajar del coche, ¡ZAS! El primer bimbo. Un flock de ánsares piquicortos (Anser brachyrhynchus, Pink-footed goose) sobrevolaba la zona armando gran escándalo. No me dio tiempo a hacerles foto, pero mirad lo que había en la primera laguna: ánsares comunes (Anser anser, Greylag goose) y barnaclas canadienses (Branta canadensis, Canada goose).
Geeseland.
Escandaloso.
    Lo bueno de los naturalistas ibéricos, me dijo África, famosa entre los pajareros albaceteños por el libro Las aves del Parque de Abelardo Sánchez, es que nos hemos criado con guías de campo inglesas y centroeuropeas, y por eso nos sentimos bastante cómodos en ecosistemas de este tipo, campiñas con herbazales y setos frondosos de espinos, saúcos, serbales y sauces. Y tenía razón. Por suerte, la temperatura durante el día se mantuvo bastante elevada (unos 20ºC) y el anticiclón nos permitió observar insectos y aves la mar de interesantes.
Speckled Wood (Pararge aegeria)
Common Darter (Sympetrium striolatum)
    Caminando por un sendero rodeado de herbazales en los que crecían plantas como Lamium album, Taraxacum officinale y senecios, nos encontramos más especies como la mariposa manto bicolor (Lycaena phlaeas, Small Copper) y una C-blanca (Polygonia c-album, Comma), un lepidóptero que nunca había visto excepto en libros. Al divisarla, la vimos perderse en unos herbazales más adelante del camino, y justo en ese momento, un animal de pelaje color canela cruzó a saltos el sendero. La inconfundible forma alargada y la cola de punta negra nos dio la pista: un armiño (Mustela erminea, Stoat) se nos acababa de cruzar, ¡menudo bimbo!
Saúco (Sambucus nigra)
    La Reserva de North Cave Westlands consiste en varios lagos recuperados tras ser una cantera, alrededor de los cuales se han plantado plantas autóctonas y se han construido hides. La gestiona la Yorkshire Wildlife Trust. La reserva se encuentra en continua expansión porque la empresa que horada el terreno todavía trabaja en la zona y la Wildlife Trust sigue arreglando y reforestando.
Algo parecido al estanque con el que todo naturalista ha soñado desde pequeño.
Este es el hogar de Lymnaeas gigantes (chulísimas), ranas bermejas y sapos comunes.
    Había llegado a oídos de África que rondaban por allí unos gansos del Nilo (Alopochen aegyptiacus, Egyptian Goose), pero no los vimos justo al llegar, aunque claro, al ser especies introducidas (allá por la Edad Moderna), tampoco hacían tanta ilusión. Un córvido que aquí abunda mucho y que en Iberia es muy escaso es la graja (Corvus frugilegus, Rook), y yo estaba deseando ver alguna. Al ser un animal gregario y abundante, no tardamos mucho en observar bien un grupo que bebía agua en una de las canteras todavía en funcionamiento. También había cornejas negras, que son más "solitarias", a las que mis ojos están más acostumbrados.
Mis primeras grajas (Corvus frugilegus, Rook)
    Me he dado cuenta de que los naturalistas ingleses sienten especial devoción por los odonatos, y mención especial merece un macho Aeshna mixta que descubrió África. Vimos varias especies de libélulas, aquel día estaban bastante activas ya que el sol calentaba con bastante fuerza (no tanto como en La Meseta, pero bastante para ser octubre en Gran Bretaña).
Migrant Hawker (Aeshna mixta)
    Finalmente, en el último lago, divisamos los gansos del Nilo. Había tres, y aunque en la foto mía no se ven muy bien, podéis entrar al blog de África para verlos mejor.
Los tres gansos del Nilo con un grupo de ánades reales.
    En este lago, pudimos observar varios somormujos lavancos, zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis, Little Grebe), un ánsar común (Anser anser) durmiendo en una plataforma para charranes (Sternidae, Terns), una hembra de aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus, Marsh Harrier) y avefrías (Vanellus vanellus, Lapwing).
Somormujo lavanco (Podiceps cristatus, Great Crested Grebe). Ejemplar inmaduro.
Somormujo lavanco (Podiceps cristatus, Great Crested Grebe). Ejemplar adulto. 
    La jornada de pajareo acabó en la primera laguna, la de los ánsares, donde había aparecido un grupo grande de avefrías y algunos estorninos. De repente, las avefrías empezaron a volar, temerosas, pues una silueta oscura había aparecido en el cielo: el aguilucho lagunero había vuelto...
Jóvenes alisos (Alnus glutinosa, Adler). Crecían por todos lados. 
¡Por cierto! Estamos en octubre. ¿Sabéis que pasa en octubre en Gran Bretaña? ;)