sábado, 19 de noviembre de 2016

Acentores alpinos en el castillo de Chinchilla

Acentor alpino (Prunella collaris) frente a una matica de zapatitos de la virgen (Sarcocapnos enneaphylla).
    Hace unos años me comentaron que, en invierno, se podían ver acentores alpinos (Prunella collaris) en el castillo de Chinchilla. Desde entonces, todos los inviernos he probado suerte y he visitado el castillo varias veces durante el tiempo que estaba en Chinchilla, pero no había conseguido ver ninguno hasta ahora. Hoy nos hemos acercado Jess y yo poco antes de ponerse el sol y, mientras la luz naranja del crepúsculo iluminaba las zonas más altas, en el foso todo parecía de color gris. Un carbonero común (Parus major) cantaba en el jardín de alguien. Los estorninos chirriaban con su plumaje metálico en la torre de la iglesia y varios colirrojos tizones (Phoenicurus ochruros) revoloteaban de aquí para allá en el foso del castillo. Incluso hemos visto el primer bisbita pratense (Anthus pratensis) de la temporada, un ave invernante. De repente, desde el puente, he divisado un pequeño pájaro gris y regordete, andando torpemente sobre la pared del castillo, picoteando la dura roca cubierta de líquenes y hierbecillas.
Acentor alpino (Prunella collaris).
    Poco después, han aparecido un par más y después otro. Cuatro ejemplares en total, siempre en el foso o en las paredes del histórico castillo. Picoteando todo y mostrándose bastante confiados.
Acentor alpino (Prunella collaris).
    En el castillo de Chinchilla se pueden ver muchas especies de aves a lo largo de todo el año. La collalba negra (Oenanthe leucura) es otro de los pájaros amantes de este paisaje que puede observarse hasta en los tejados de las casas y es bastante común durante todo el año. Durante las migraciones, es un buen sitio para observar rapaces. Y en invierno, ya veis, todo queda entre bisbitas, acentores alpinos, colirrojos, petirrojos, lúganos... Los alrededores del castillo de Chinchilla serían un sitio ideal para zorzales migratorios (zorzal alirrojo, zorzal real) y otros pájaros residentes como la curruca cabecinegra y el mirlo común, si se hiciera un esfuerzo y se plantasen rodales con arbustos que den bayas y otros frutos (higuera, espino albar, cornicabras, espino de fuego, enebro de la miera, sabina...), que además de adornar, les serviría de refugio y alimento. Pero eso ya se lo dejo a los que mandan.
Castillo de Chinchilla de Montearagón (Albacete).

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me alegro de que te gusten, espero vivir alguna contigo!! :)

      Eliminar
  2. Precioso pajarillo y, por si no fuera poco con las imágenes y los textos, ¡con vídeo incluido! Está claro que aquí no nos privamos de nada ;-) ¡Ojalá algunos de esos que mandan cayeran por aquí y dejaran seducirse para sensibilizarse y arrimar el hombro a la conservación!

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.