domingo, 27 de febrero de 2011

Estrategas de la r

Con el calor, el saúco de mi patio comienza a hojear. Pequeños brotes que cada día están más creciditos intentan llegar al cielo. Cuando a un saúco se le caen las hojas, deja unas pequeñas muescas que cicatrizan y, justo en su parte superior, desarrollan unas yemas (ya visibles cuando la planta está en todo su esplendor) de color blanquecino que crecen a toda velocidad cuando sube la temperatura. Esas yemas, donde se distinguen embriones de hojas son el lugar preferido de uno de los estrategas de la r mejor conocidos: el pulgón. Cuando un pulgón llega a una planta, si le da por ahí, puede empezar a reproducirse como un loco. Si le da por la partenogénesis, más vale que haya mariquitas cerca. La estrategia de la r consiste en eso precisamente: reproducirse a toda costa. Alguna vez, he llegado a ver brotes de saúcos tan repletos de pulgones que ni se distinguía la verdosa corteza.
A mi saúco también le pasó eso. Pero me resisto a utilizar insecticidas. Imaginaos que viene algún insecto interesante y que, por haber fumigado, muera. No sería plato de buen gusto, la verdad. Y como a mi casa pueden entrar todos los animales que quieran (y que quepan), no serían menos las mariquitas. Antes que nada, he de decir que ni llamé al Servicio de Guerrilla Mariquita Contra los Pulgones (SGMCP) y tampoco al Servicio de Diálogo con Estrategas de la R (SDER). Las mariquitas (o santanicas, como las llamo desde que tengo uso de razón... ¿Alguien más las llama así? Si es así, me gustaría saberlo) aparecieron en mi patio por su cuenta. Aparte de las típicas Coccinella septempunctata, llegaron también otros pequeños coccinélidos cuyo nombre desconozco, y se pusieron manos a la obra a devorar áfidos.
Esta tarde, he hecho una visita al saúco, cuyo nombre (de mutuo acuerdo) es Elderberry. Al ver lo crecidos que estaban los brotes, he querido investigar. ¡Ni con nieve desaparecen esos malditos pulgones! Pasaron el invierno en la parte baja del arbusto y ahora que subieron las temperaturas, aprovecharon para "repoblar" la delgada rama del Elderberry. Paseando por el patio, sin embargo, he encontrado a esa preciosa amiga, que ha volado misteriosamente a la punta del saúco y ha entrado a matar. Aquí está la prueba de su matanza (en la foto, el bicho aún ni había descubierto a los estrategas de la r, pero luego se los ha zampao):




8 comentarios:

  1. Ei! Per què si poses "divertit" no es 1 o 2 o 3? En fi, doncs que a mi m'ha semblat divertit el text ^^ i m'ha agradat "cuyo nombre (de mutuo acuerdo) es Elderberry." haha i allò de "santanicas", no ho he sentit mai a la meva vida! Ah, i la pròxima vegada, explica't una mica més, que jo no ho entenc, que faig CMC però molt bàsic!

    PD: He hagut de tornar a escriure el comentari, perquè t'escrivia en castellà...

    M'agrada el teu flooog :)

    att; annie

    a mi me daban miedo las mariquitas de pequeña xd, y las que no eran rojas mas todavía ! haha en fin...

    ResponderEliminar
  2. gràcies per comentar, m'agrada que passis per aquí de tant en tant, noia!!
    I miss you!

    ResponderEliminar
  3. Aún las llamo yo santanicas, je,je,je. De todos modos, las santanicas se usan es agricultura ecológica para minimizar los efectos de los plaguicidas.
    Buena entrada¡¡

    ResponderEliminar
  4. Es curioso que siendo el color rojo-negro una advertencia de toxicidad en el mundo de los insectos, las mariquitas sean tan simpáticas para los humanos.
    En el fondo se las ha protegido gracias a esa simpatía y eso es bueno, porque ayudan a luchar contra los pulgones.
    No sé si alguna vez has visto a los pulgones pariendo sus crías vivas, es impresionante y van soltando una cría tras otra sin parar.

    ResponderEliminar
  5. No, Jesús, nunca he visto los pulgones pariendo crías, pero siempre me he imaginado cómo será.
    Con respecto a los colores rojo-negro, la verdad creo que hace muchos años que dejamos de regirnos por esas cosas al mirar a los animales, y vemos a los animales tal y como son (al menos, quienes aman la Naturaleza).
    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Tu hermana corrobora que le llames santanicas. de hecho yo tambien las llamo así. supongo que papa de pequeños junto con mamá nos enseñarian esas preciosidades de las que ahora hablas. ánimo sigue escribiendo que cada vez eres mejor en esto. llegaras alto!!! mua, te quiere, tu hermana

    ResponderEliminar
  7. Estos pulgones son para las mariquitas cómodos envases de zumo; un par de agujeros y a succionar el rico jugo.
    También cuentan con mi simpatía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. saucooooooooo!
    fesme un favor y passet pel meu blog abandonat per favor!
    y rapid!

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.