Los esbozos de la primavera

Hoy me he dado cuenta de que
la primavera nunca llega
tarde ni pronto.
Llega justo
cuando se lo propone.






Ya sé que todavía es pronto. Pero no intentéis desanimarme, porque hoy he visto la mitad de la copa de un almendro florecida. Es 6 de febrero y hay almendros floreciendo. Un almendro floreciendo es la única señal fiable de que la primavera está en camino.

Comentarios

  1. He podido ver cómo las cotorras argentinas de inflaban de esbozos. Y, cómo comen las condenadas.
    Pues no seré yo, quien te quite la ilusión por la primavera. Faltaría más. Que la disfrutes, sobre todo, después del encame forzoso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Bueno amigo:
    La primavera está cada vez más cerca...pero no tengas prisa, que el invierno nos regala muchas cosas y tú como buen observador, primero las captas y luego las compartes con nosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Parece que algunos animales y plantas tienen tantas ganas de primavera como nosotros.
    Pajaritos que se pacvonean, lagartijas al sol y yemas de árbol que engirdan día a día.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.

Entradas populares

¡Únete a los demás lectores!