jueves, 28 de julio de 2011

Ratón de campo


Pude fotografiar el otro día a este ratón de campo (Apodemus sylvaticus) del Cerro de San Cristóbal, en Chinchilla. Se dice que es el mamífero más abundante en nuestros campos e incluso parece ser que la población de este micromamífero en un lugar determina su salud ambiental. Es una especie muy cosmopolita, y lo mismo ocupa bosques de coníferas de pino carrasco (como éste de la foto) o terrenos semiáridos y húmedos e incluso habita en la fría Islandia. Es una criatura nocturna, aunque las hembras en período reproductor a veces pueden ser vistas a la luz del día. Se alimentan de semillas, hongos, bellotas, hierbas e insectos pequeños. De movimientos rápidos, el ratón de campo puede desplazarse saltando a toda velocidad cuando se encuentra en peligro, aunque gracias a sus enormes pabellones auditivos, seguro que nos oye antes de que consigamos acercarnos lo suficiente; cuesta verlo. Vive en galerías subterráneas y agujeros, y no llegan a los tres años de longevidad.
Bellota roída por un ratón de campo.


9 comentarios:

  1. Me encanta la primera foto (:Mememegusta) jajaja

    ResponderEliminar
  2. Cuando voy de paseo a orillas del río Valderaduey, cerca de Zamora, hay unos lugares que al caer la tarde vemos unos roedores, que ratas no son, así que puede que sean ratones de campo o ratas de agua. A ver si tengo suerte y consigo sacarles alguna foto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Guillermo, se necesita paciencia y mucha suerte para que nos puedas hacer este regalo... Gracias!!!

    He dado una vuelta por la versión anterior del blog y después de pasar un buen rato te diré que me ha gustado especialmente leer "Sobre mí". Me siento tan identificada con lo que dices!!! (Sólo que yo estoy en la segunda edad y tú en la primera...)
    Te diría muchas cosas, pero sólo diré...¡Eres genial! (Felicidades a tus padres y amigos)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. -Valverde de Lucerna: cuesta mucho ver a los ratones de campo; pero no puedo decir que lo que ves no lo sean, a lo mejor son ratas o topillos. Luego subes fotos de ellos a tu blog. Un saludo.


    -Hola Transi, bueno, no es para tanto. Sólo me gusta la Naturaleza y disfrutar de todo lo que ofrece, es un bien común que hay que proteger a toda costa, además me gusta compartir mis vivencias naturales. ¿Sabías que -al fin- he conseguido que me admitan en la Universitat d'Alacant? Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. La foto del ratón es una pasada. Es de libro. El detalle de la bellota también.
    En mi pueblo, bajo los nogales acuden los ratones de campo para aprovisionarse de este nutritivo fruto y, el cárabo, los espera sobre una rama del nogal, el muy traidor.
    No he visto apenas este precioso roedor, pero si he tenido el desagradable placer de clasificarlo muchas veces entre tantas egagrópilas de búho real, sobre todo, en las del macho, llegando a contabilizar en una de ellas hasta catorce micromamíferos.
    Oye, pues que me ha gustado un montón la foto, hay que ver…

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Bonita entrada de esta pequenia especie tantas veces ignoradad y tan vital en la cadena trofica!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  7. ENHORABUENA!!!
    Serás un maravilloso científico y divulgador (esta vez con título!)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. -Javier: gracias por tu entusiasmo, la verdad es que me costó Dios ayuda hacer la foto. Qué guay el cárabo, nunca he visto uno en libertad, ni siquiera lo he oído... Huelga decir que tampoco he visto egagrópilas (y eso que las he buscado y rebuscado). Un saludo.

    -Elcamperoinquieto.com: gracias por tu comentario!

    -Transi: ¡Gracias! Pero tampoco pidamos mucho de momento y no tentemos el futuro...

    ResponderEliminar
  9. Te estás superando en la fotografía. Eso es de esperar, por que te mueves más que un ratón por un granero,XD.
    Sigue así, estás sacando calidad...
    Un abrazo¡¡

    ResponderEliminar

En El Saúco, los comentarios de los lectores importan.