El reptil costero

La salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) es un gecónido ampliamente distribuido por la región mediterránea. Con esta me encontré hace unas semanas en Alicante, bajo una gran piedra, y acompañada de decenas de cochinillas de la humedad. Son animales rápidos que saltan si se ven en peligro, y se dice que viven más ligados al hombre que la salamanquesa común (Tarentola mauritanica). Me costó mucho fotografiarla, ya que corría a esconderse cuando se veía descubierta, hasta que, al final, lo conseguí; al acercarse la hora del crepúsculo, la luz no era buena, pero apta para que este pequeño reptil comenzase su actividad. En la foto inferior se puede observar un ejemplo de hábitat de la salamanquesa rosada, y aunque normalmente viven cercanas a edificios, también ocupan tomillares y pedregales.
Soy de los que acudían a salvar, en el colegio, una salamanquesa a punto de morir bajo el escobazo de una monja ignorante de las costumbres reptilianas, que tanto nos favorecen sin que nos demos cuenta. Más de una vez pude salvar salamanquesas, que soltaba en lugares más seguros. Aquellas salamanquesas no eran como ésta, porque aquí es más normal observar a la mauritanica. Todas las noches calurosas, las farolas se cubren de gecos en busca de mosquitillos y polillas que comer.


Comentarios

  1. Esta especie de salamanquesa no la conocía, pero si la común, de noche se veían por las paredes dispuestas a comer mosquitos de las marismas del Guadalquivir.
    Mucha paciencia para conseguir esa foto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Te ha salido bien guapa en la fotografía, cuando salen de noche, en las predes encaladas se ven de colores muy pálidos y salen menos agraciadas.
    Un interesante animal que ha invadido la mitad de los puertos del mundo viajando en barco de polizón.

    ResponderEliminar
  3. Qué cosas, a mi las monjas me trataban coma a las salamanquesas pero, no había un Guillermo que lo evitara...jaja.
    Sin desdeñar las cualidades del fotógrafo, esa cámara no es cualquier cosa ¿eh?
    Una gran foto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Genial encuentro y foto Guillermo... Yo también he salvado alguna que otra lagartija, salamanquesa..., de las manos del gato, de un niño..., que desconocen el bien que nos hacen.
    (Por eso necesitamos "sangre fresca" para divulgar, gente como tú, con ganas, que persevere, que ame lo que estudia... Gracias)
    Veo que pasas mucho tiempo en Alicante... A pesar de algunas cosillas, la verdad es que se está bien aquí...
    Un abrazote

    ResponderEliminar
  5. Esta mañana me acordé de ti. En mi habitación había una que he rescatado y acompañado afuera, a buen recaudo de la gata. (A la pobre le faltaba la cola...)
    Era preciosa, rosadita, más clara que las que veo otras veces.
    Gracias y abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muy guapas las salamanquesas rosadas. Seguro que habiendo tantas te ofrecen infinidad de ocasiones para fotografiarlas desde diferentes ángulos y ambientes. Muy guapas las fotos y el blog. Saludos desde Asturias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.

Entradas populares

¡Únete a los demás lectores!