La ventana indiscreta: gato doméstico intentando cazar tórtolas turcas

    La ventana de mi habitación en Hull da a un patio trasero bastante cutre donde aparcan los coches los vecinos. Rodeándolo, hay unas verjas oxidadas y paneles de metal ya anaranjado, y detrás de estas pequeñas murallas, algunos arbustos y árboles sobresalen. 
    Si me siento en la cama, puedo ver un alto espino albar que todavía tiene hojas y frutos rojos y relucientes. En el alféizar de la ventana he dejado un pequeño cuaderno con un lápiz para ir apuntando las aves que veo cuando miro a través de ella. Empecé a apuntar el día 13 de noviembre y de momento llevo varias especies: tórtola turca (Streptopelia decaocto), gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus), gorrión común (Passer domesticus), petirrojo europeo (Erithacus rubecula), corneja negra (Corvus corone), jilguero europeo (Carduelis carduelis) y grajilla (Corvus monedula). Por la calle, cerca de casa, oigo otras especies de gaviota y páridos, pero no los he apuntado, porque no los he visto 'desde la ventana indiscreta'.
    Hoy me he asomado y he buscado el grupo de tórtolas turcas que veo siempre. Acuden a un fresno que hay junto al espino albar, y bajan al suelo, donde algún vecino les deja alimento. 
Tórtolas turcas (Streptopelia decaocto).
En Inglaterra son un ave típica de ciudad, pero no son tan comunes como en algunas zonas de España.
Tórtolas turcas (Streptopelia decaocto)
    Hoy estaban en el fresno tan tranquilamente, sin hacer nada, cuando el maldito gato del vecino, que le deja andar por donde quiere (un día lo cojo y le pongo un cascabel en el cuello), se ha puesto a trepar por el tronco del árbol, acercándose poco a poco a una de las tórtolas, más alejada del grupo principal.
El gato trepando hacia su presa, mientras el resto mira.
    El felino se desplazaba lentamente, sin perder de vista a la tórtola, hasta que ésta ha revoloteado y se ha posado en otro arbusto. Las tórtolas no son idiotas, por muy simples que sean a veces, así que el gato se ha quedado con cara de póker, mirando a su alrededor, mientras el grupo de tórtolas que quedaba a su lado alzaba el vuelo también. Finalmente, el minino ha bajado del árbol, hoy no desayunará tórtola.
¡JÁ! Hoy te quedas sin comer algo que no haya salido de una lata. Y diles a tus dueños que te pongan un cascabel al cuello.
Tórtola turca (Streptopelia decaocto)
    No olvidéis que los gatos domésticos que pululan por ahí son una de las principales causas de muerte de aves en zonas urbanas. Si tienes un gato y lo dejas andar por donde quiere, hazle un favor a la naturaleza: ponle un collar con dos o tres cascabeles. Así los pequeños animales que puedan ser presa del gato lo oirán antes y podrán huir a tiempo. 

Comentarios

  1. En muchas partes se prohíbe que los perros deambulen solos, a ver cuando se prohíben los gatos, que son un verdadero problema. Si tienes un gato y lo dejas andar por donde quiere, hazle un favor a la naturaleza: Eutanasialo. Si lo cojo yo, lo que le pongo en el cuello es una soga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco radical, ¿no?
      Y haz un favor, la próxima vez comenta con tu nombre, así estamos en igualdad de condiciones.

      Eliminar
  2. Por favorrr!!! Que yo soy amante de los gatos!! ;) La culpa es de los dueños que los dejan deambular por donde quieren. En fin, sí que son un problema sí. Creo que en esta ocasión sólo se divertía. Tienen instinto cazador, qué le van a hacer! Lo del cascabel creo que demoledor, estar oyendo todo el día eso en la oreja. Lo mejor que los tengan donde deben estar, osea, en casa. Triste para ellos, pero es así.

    ResponderEliminar
  3. ¿ Alguien me puede decir por qué un gato doméstico no puede alimentarse de un pájaro y uno silvestre sí ? O también, ¿ por qué los humanos podemos comer toda clase de aves y los gatos no ?. Y que conste que no me hacen ni pizca de gracia los gatos, pero no nos rasguemos las vestiduras porque los gatos domésticos se dediquen a cazar de vez en cuando algún que
    otro pajarillo.También comen ratas y ratones, cosa que es de agradecer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues mira... yo soy gatoadicta: el gato me parece el animal más noble del mundo (mucho más que el perro, buen compañero pero tan rastrero de puro obediente).
    El gato es un animal admirable que ha sabido salvaguardar su identidad a pesar de su contacto con el hombre. Y que sigue su instinto, nada más.
    Y me pregunto lo mismo que Pini. ¿quiénes somos nosotros para tener más prerrogativas que ellos?...
    En cuanto al cascabel ¡¡menuda tortura!! y/o a tenerlo encerrado en casa, otra tortura.
    También me pregunto porque no se encierran a las tórtolas o palomas que dejan los poyatos de las ventanas llenas de "recuerdos".
    Y conste que me encantan los pájaros todos y les ayudo en invierno, ya te lo comenté en otras entradas tuyas ;)
    Guille, por favor ¿animales de primera y segunda clase?... No me lo puedo creer... :(

    ResponderEliminar
  5. Se trata de ser responsable como amos de esos gatos, simplemente. Si tienes un gato, ocúpate de él. Es muy fácil dejarlo andar a su bola sin ocuparse de él, mientras se va cargando gorriones o pinzones, y luego que vuelva a casa y tenga su cenita de lata preparada en su bol.
    Y que conste que yo no estoy de acuerdo con el primer comentario de esta entrada, me parece demasiado radical.

    ResponderEliminar
  6. Desengaño sobre mi condición de no animalista en 3, 2, 1...

    ResponderEliminar
  7. Los gatos son buenos, de hecho, ha habido casos en los que se ha dado gato por liebre y la gente se ha chupado los dedos igual. Yo tengo un gato y lo llevo siempre en el coche.
    Jaja, venga...ánimo Gullermordedor, hay gatos que ya no se atreven ni con las ratas. Las tórtolas estarán a buen recaudo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.

Entradas populares

¡Únete a los demás lectores!