sábado, 1 de julio de 2017

¡¡La encontré!!

    La hormiga Camponotus (Myrmosericus) cruentatus (Latreille, 1802) es una de las especies de Formicidae (hormigas) ibéricas más grandes. Se extiende por toda la Península Ibérica, la costa sur de Francia y la costa norte de Italia. En Albacete es muy abundante sobre todo en encinares y zonas de matorral. La primera vez que la vi fue hace años en la Sierra de Alcaraz y desde entonces, siempre que he campeado en verano por ahí, la he visto. La última vez, hace tan solo unos días en el entorno lagunar del Arquillo, bajo las encinas, andando de aquí para allá en busca de insectos muertos y pulgones. 
    En mis paseos por la Sierra de Chinchilla, me he encontrado muchas hormigas, varias del género Camponotus. Entre ellas, la que más me llamaba la atención, por su tamaño, era la C. pilicornis, anaranjada y reluciente. Pero muchas veces me preguntaba a mí mismo cómo es que no había visto a la C. cruentatus si tan extendida estaba por otras zonas de la provincia. Me preguntaba cómo era posible no haberla visto en Chinchilla e imaginaba toda suerte de razones, desde competencia con otras especies de hormigas (he contado doce especies y el número sube) hasta impacto humano. Tonterías, pues anoche, mi querido amigo Ismael y yo encontramos varios ejemplares y hoy mismo también. Caminando entre los pinos con su característica parsimonia (hasta que notan que vamos tras ellas, claro está) y su gran tamaño y largas patas, en busca de algo que llevar al nido. Me alegro de haber "desbloqueado" esta especie: seguro que a partir de ahora me la encuentro con más frecuencia.
Camponotus cruentatus, Sierra de Chinchilla, 30.06.2017.

1 comentario:

En El Saúco, los comentarios de los lectores importan.