viernes, 6 de mayo de 2011

Saturnia

No sé si alguna vez habéis tenido la suerte de ver emerger una jovencísima mariposa de su crisálida. No importa si la oruga teje un capullo o no, aunque está claro que es más espectacular ver surgir una mariposa directamente de la crisálida que del capullo, aunque no menos bello. El año pasado, un buen amigo me envió  tres crisálidas de mariposa monarca (Danaus plexippus) por mi cumpleaños y, esa misma noche, la primera crisálida emergió. Fue un espectáculo casi circense, diría yo, ya que toda la familia vio cómo salía y estiraba las alas el gran lepidóptero de color butano. Es como mágico este suceso, algo casi onírico, maravilloso.

El año 2010 fue para mí el año de la mariposa, ya que vi muchas especies y pude ver sus respectivos desarrollos. Además, estuve cuidando (con ayuda de mi familia) unas poquitas orugas de gran pavón nocturno (Saturnia pyri). A pesar de que sólo tres consiguieron hacer el capullo y dos de ellas murieron, hoy ha sido un gran día, porque del capullo que quedaba ha salido un increíble ejemplar de Saturnia pyri bastante sano. Tenía el capullo en una ventana de mi pueblo, donde ha estado desde que la oruga lo tejió, el verano pasado. La verdad es que estuve tentado de abrir el capullo y comprobar si la crisálida vivía o no, pero algo me dijo que no lo hiciera. Cuando hoy me he acercado a la ventana, he tenido un presentimiento, y, a través de la cortina, he visto la silueta del enorme insecto, que estaba posado dulcemente en el alféizar. Si os digo que al verla casi lloro, ¿qué me decís?
 La Saturnia pyri es un insecto bello y hermoso, el heterócero más grande de Europa, pero se encuentra en grave peligro de extinción, debido, principalmente,  a la utilización de insecticidas para proteger los cultivos. Las gigantescas orugas de gran pavón, verdes y con verrugas azules de las que salen largos pelos finos y espinas, se alimentan de una gran variedad de hojas de árboles que podemos encontrar en los huertos, como el almendro, el manzano, el cerezo o el peral. ¿Por qué no plantar este tipo de árboles? Es una pena que poca gente conozca este animal aunque seguramente sería tachado como algo repugnante por la mayor parte de los humanos. Pero sé que los que me leen no lo consideran asqueroso o repugnante, sino interesante y bello. Porque ellos se imaginarán (algunos ni tendrán que imaginárselo, porque seguro que ya lo han vivido) qué maravilloso es ver una Saturnia pyri revolotear en la noche de primavera.
Detalle de las alas de Saturnia pyri





















Detalle de la cabeza de la Saturnia pyri.





6 comentarios:

  1. hello! i saw your blog in omegle. it's cool!

    especially the two turtles at the side. it's cute. :D

    ResponderEliminar
  2. es preciosaa =) =) !

    ResponderEliminar
  3. Vaya, vaya…total que el otro día en el pueblo me encontré un ala de gran pavón y me fui bien contento a casa, y resulta que tú, lo tienes entero y coleando. Recuerdo… (parezco el abuelo Cebolleta), que en mi pueblo había una salida de agua con un largo túnel, y dentro de él, al fondo oscuro, se concentraban estas mariposas enormes, sobre todo, las veía enormes de crío. Me gustaba introducirme para mirarlas de cerca pero, cuando una echaba a volar, las demás la seguían en estampida. Parecía la salida de la cueva de un bando enorme de murciélagos en tropel; alucinante.
    Yo hubiera llorado muchas, muchas veces con lo visto…

    Saludos Guillermo.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Javi. Tus historietas del abuelo Cebolleta siempre molan. Pero te digo que al menos tú has tenido la suerte de ver directamente al animal en su medio, yo tuve que criarlas para llegar a observarlas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ... pues a mí me pasa un poco de los mismo, el otro día encontré una muerta y también me pareció fantástico, llevaba muchos años sin ver nada de nada...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Cómo no te voy a entender si estuve a punto de comerme un gusano de la fresa, lo rescaté de mis propias fauces y lo alimenté con fresas que compraba sólo para él hasta que hizo capullo, esperé y salió la polilla. :):):) Es un bonito proceso, aunque claro, no tan espectacular como la mariposa monarca o de gran pavón.

    Yo las más grandes que he visto son las Isabelinas, que también me parecen muy bonitas. Y me da mucha alegría encontrarme alguna.

    Saludos!

    ResponderEliminar

En El Saúco, los comentarios de los lectores importan.