lunes, 1 de noviembre de 2010

Cómo no coger setas del campo

Suillus sp
Este fin de semana, salí un microsegundo al monte y estuve fotografiando setas. Veréis: yo no entiendo de setas, no las distingo a no ser que tengan una forma o un color inconfundibles; digamos que en eso de la micología estoy un poco verde. Sin embargo, tengo idea de algunas cosas con respecto al comportamiento que debemos tomar frente a los hongos en el campo, en especial si vamos a cortar setas en ésta temporada tan apropiada que es el otoño. Cuando iba por el monte, vi desde lejos un grupo de gente en acción.
-llevaban bolsas de plastico, en vez de cestas de mimbre, apropiadas para que se esparzan las esporas de las setas cogidas.
-arrancaban las setas con micelio y todo, es decir, con las "raíces" del hongo, en vez de cortarlas con navaja (¡vamos a ver! ¡Estamos en Albacete! ¿Quién no tiene una navaja?) o cuchillo por el pie, que es como se debe hacer;
-hubo un momento en que llegué a verles pisar un grupo de setas pálidas y regordetas.
No olvidéis llevar cesta de mimbre y navaja (y ¡por favor! no aplastéis setas con los pies, que no sean comestibles no significa que no cumplan su misión en la Naturaleza) cuando vayáis al monte a por setas. Además, procurad ir con una persona informada que entienda (las personas que vi, seguro que no contaban con una de esas personas, porque si no, las cosas que les vi hacer, no se explican) o con una buena guía micológica, para asesoraros sobre las setas peligrosas o comestibles. Nuestra provincia cuenta con una buena sociedad para amantes de las setas, podéis ir a su web o al foro.
Suillus sp


9 comentarios:

  1. Lo mío es muy fuerte. No como setas por no arrancarlas, ni estropear el bodegón que pulcramente me ofrece el paisaje. Reconozco que, cuando me regalan algunas setas están deliciosas pero, verlas en sus reuniones familiares tan juntitas repele mi intención de cogerlas. Así que…, considero muy idóneo este post para gente que quiera disfrutarlas fuera de la boca del lobo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Javier, muchas gracias por tu comentario. A mí la verdad es que no me atraen mucho, sólo me gusta verlas y hacerles fotos e incluso las considero como algo mágico e íntimo del bosque... Tal vez sea porque todavía queda algo en mí de esas series de David el Gnomo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ... muy buenas recomendaciones. Este fin de semanana se ha producido una muerte en las cercanías por Amanita faloides.

    Realmente es muy complicado la identificación de algunas especies.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me pasa lo mismo que a Javier, sí que me gustan las setas y en otros tiempos salía con amigos más expertos que yo para prepararnos unos buenos platos. Pero ahora, viendo tanto pateador de monte que lo que no recoge lo destroza, se me han quitado las ganas y me conformo con mirar y, si acaso, fotografiar.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hagamos una sociedad de los miradores de setas y hongos! Tienes razón, Jesús, incluso a mí a veces se me quitan las ganas de salir al monte, ¿para qué? ¿Para ver tanto destrozo, no sólo de las setas, que es lo que toca ahora, sino de la Naturaleza en general? No, gracias...
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  6. ayayayayay...
    de verdad te digo que conmigo nunca podrías salir a buscar setas! soy terriible! siempre las piso sin querer, y ala, todo el mundo a abuchear!
    tienes que pensar que eso no es justo, pues yo no tengo la culpa de que naciera terriblemente tonta y despistada...
    pero bueno, la gente no lo ve así!
    y yo me enfado :@
    aleeeeee, que te he dejado un comentario "SUBSTANCIAL" (sustancial porquien no lo entienda)

    tequieroxirriiiiiii

    ResponderEliminar
  7. Los últimos estudios sobre setas, indican que no se las daña por el hecho de cogerlas enteras, es decir, arrancándolas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, lo leí hace poco, mucho después de escribir esta entrada. Gracias por la aportación.

      Eliminar
    2. Pero creo, sin embargo, que es mejor coger las setas adecuadamente, sin destrozar innecesariamente.

      Eliminar

En El Saúco, los comentarios de los lectores importan.