miércoles, 20 de noviembre de 2013

Araucaria araucana en Sewerby Hall and Gardens

    El clima oceánico reinante sobre la isla de Gran Bretaña permite que diversas especies de flora se hayan adaptado en los jardines ingleses. A pesar de lo que muchos ciudadanos ibéricos puedan pensar, las temperaturas de Gran Bretaña no suelen bajar de -10°C en invierno y nunca pasan de 35°C en verano, además, las lluvias abundantes ayudan a que el clima sea más húmedo. Esto permite que especies australes propias de latitudes bastante bajas, como la araucaria o pehuén (Araucaria araucana) de la foto, crezcan tan bien como o incluso mejor que allí de donde vienen. Para que os hagáis una idea de dónde crece exactamente, la araucaria proviene de los bosques subantárticos de Chile y Argentina (Dominio fitogeográfico subantártico > Provincia fitogeográfica subantártica > Distrito fitogeográfico subantártico del pehuén).
Un sexy humano. Detrás, una simple Araucaria araucana de unos 30 m de altura.
Ni con la foto os podríais imaginar el tamaño de este ejemplar.
Ni dos personas con una envergadura alar de 2 m la abarcaban con sus brazos.
    Estas araucarias crecen majestuosas en los jardines de Sewerby Hall and Gardens, en East Yorkshire. Jess anda emocionada estos días con helechos y determinadas gimnospermas, y la araucaria es un árbol que me ha fascinado desde chiquitico, así que el otro día me llevó a esta especie de parque donde, según ella, había ejemplares bastante crecidos que esperaba que siguieran en pie. Ya he visto ejemplares bastante jóvenes de araucarias en jardines por la calle en Hull, Thwaite, Cottingham, etc. Pero no me esperaba para nada encontrarme con ejemplares con ese porte.
Aquí vemos a Jess con un ejemplar algo más joven.
No os penséis que crecen rápido: unos 35 cm al año para ser exactos.
    Los que hayáis estado en Madrid, concretamente en el Paseo del Prado, ya muy cerquita del Museo del Prado, conoceréis los magníficos cedros del Líbano (Cedrus libani) que crecen entre el Museo y la entrada al Real Jardín Botánico. Pues bien, hasta hace unos días, uno de esos cedros me había impresionado tantísimo que hizo que realmente me gustara Madrid. Ese tipo de árboles, tan altos, antiguos y venerables, son los que hacen que yo respete una ciudad, pueblo, etc. Estas araucarias inglesas tan masivas se me han quedado tan grabadas en la retina y en la memoria de mis dedos que me he animado a escribir este post. 
    Ahora viene la parte en que cuento cosas sobre esta especie. Pero primero, una foto bonita que he sacado de la Wikipedia, para poneros en situación.
    Muchos recordaréis paisajes muy parecidos al de la foto por la serie de televisión Caminando entre dinosaurios, de la BBC. Lo cierto es que grabaron varios capítulos aquí, en concreto algunos sobre el jurásico y los del cretácico. Las araucarias pertenecen a un grupo de gimnospermas muy antiguo que ya contaba con representantes en el mesozoico.
    Esta especie encuentra sus condiciones óptimas a más de 800 msnm en el sur de la Cordillera de los Andes y en la Cordillera de la Costa del Pacífico Sur. Le gustan los sustratos arenosos, sobre todo los volcánicos, y son amantes de nieblas y nieves. Los estróbilos femeninos pueden crecer tanto que a veces llegan a romper la rama que los soporta. Esto es bastante peligroso para los humanos (morir de un piñazo de Araucaria araucana duele bastante), así que para evitar disgustos se suelen plantar ejemplares macho.
    En inglés se le llama Monkey puzzle tree porque, en el siglo XIX, un caballero inglés que poseía una de estas joyas en su jardín recibió una visita de un amigo. Al verla, el amigo exclamó algo así como "debe de ser muy difícil para un mono trepar por este árbol". Claramente se refería a lo espinoso e intrincado de sus ramas y hojas. El otro día toqué una rama y el dedo se me quedó ahí enganchado, no he vuelto a por él. 
Detalle de las hojas. Fuente: Wikipedia.
    La araucaria o pehuén es una especie catalogada como En peligro por la UICN, no porque haya pocas, sino porque la diversidad genética de sus poblaciones es bastante baja. Dicen que hay mayor diversidad genética en las araucarias de los jardines europeos que allí de donde son nativas. Supongo que será verdad.

8 comentarios:

  1. Araucarias are definitely some of the most interesting trees, especially Monkey Puzzles.. they may be my second favourite after Ginkgo. I loved going with you to see them, they really are huge and they make you feel like you're in a different place if you just stare up at them. I'd love to go see a native population in Chile. Ace post (of course) ! Love ya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Jess. This species, you know, is my favourite. Remember all the Araucaria heterophylla we saw in Alicante?
      Thanks for your comment, love you x

      Eliminar
  2. Estuve en Inverewe (Escocia) hace unos años y me quedé maravillada con la cantidad de plantas tropicales que allí crecían.
    ¿Lo conoces? Si no es así, te lo recomiendo ;) Te pilla más cerca que desde Madrid.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Jard%C3%ADn_Bot%C3%A1nico_de_Inverewe

    Me quedé tan sorprendida con la impresionante auracaria de tu primera foto que no encontraba al "sexy humano" :D
    Y doy fe de lo "agresivas" que son: en Las Landas (zona de Burdeos) las hay en jardines y ¡¡ay!! Y se entiende lo del Monkey puzzle tree.

    Me alegra ver que disfrutas y que no te olvides de hacernos disfrutar también.

    Gracias. :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Framoise. A pesar de todo, las araucarias no son tropicales, pero que vengan de tan lejos y su apariencia nos lo recuerda, verdad?
      Gracias a ti por tus comentarios y visitas.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Bien hermosas que están esas araucarias inglesas, sí señor, os habéis jugado el tipo por poneros debajo exponiéndoos a los piñazos asesinos, la botánica es muy sacrificada. Las que he visto en jardines ibéricos pueden crecer bastante en altura, pero no pierden ese porte juvenil piramidal (o quizá es que no llevan demasiado tiempo) para alcanzar la forma adulta, mucho más majestuosa. Aunque por la foto que cuelgas, ¡guau! ¡Quién pudiera verlas en su entorno natural!

    Como madrileño no puedo evitar que me guste Madrid, aunque entiendo que sea una ciudad hostil para muchos. Lo que me ha hecho gracia es que hayan sido algunos de sus árboles los que te hayan reconciliado un poquito con la ciudad, en otras circunstancias más adecuadas te habría acabado convenciendo de sus bondades con una dendrovisita guiada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Copepodo. Tambien lo pense... dije, como me caiga una pinya en la cabeza la he cagado. Probablemente las que hayas visto tu sean ejemplares mas o menos jovenes (entiende lo de joven en la escala temporal de la vida de un arbol que puede superar los 1000 anyos de edad. De todas maneras necesitan clima oceanico y me parece que no se donde en Galicia hay un ejemplar bastante grande.

      Madrid nunca me gusto, pero me encantan sus parques y jardines y las cosas que tengan que ver con el principio del reinado de los Borbones; hoy, si, lo admito, me gusta mas y tengo ganas de volver, y eso que he estado muchas veces. Es muy facil ir desde Albacete y no se tarda nada. Pero ahora quiero que me termines de reconciliar con esa dendrovisita guiada!!

      PD: disculpa la falta de comas. Ya se sabe como son estos ingleses y sus teclados.

      Saludicos.

      Eliminar
  4. Me ha encantado la entrada, moverse por una formación vegetal por la que ya paseaban los dinosaurios tiene que ser la monda. Sin duda, intentaré disfrutar de los bosques de araucarias en cuanto tenga ocasión.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, me alegro de que hayas disfrutado con las araucarias. Si puedes visitar Chile y sobre todo la cordillera de la Costa, te recomiendo que vayas a un bosque de los protegidos. Yo tengo muchas ganas de ir.
      Saludos y gracias por tu comentario.

      Eliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.