Sorpresas del fin de semana



Flamborough
     El sábado pasado, Jess y yo fuimos a la costa de Flamborough. A pesar del viento que el Mar del Norte traía, pudimos contentar nuestras ansias de campo, pues los acantilados de Flamborough ofrecen refugio a diversas especies vegetales y animales interesantes. La vegetación está básicamente compuesta de gramíneas, algunas florecillas como Centaurea nigra y Bellis perennis, tojos, alguna zona de zarzas y poco más. En el cielo, algunos gaviones y gaviotas argénteas, y a lo lejos, sobre la maleza, volando como un fantasma, ¿qué es eso?
TATATACHÁN!!
    El búho campestre (Asio flammeus) sobrevoló el herbazal, dejándonos observarlo con los prismáticos bastante bien, mientras nos hundíamos, literalmente, en el lodo, pues nos habíamos metido en un camino encharcado y aquello no pintaba bien. El camino estaba protegido por un seto de zarzas y espinos que nos protegía de la corriente del aire, y en él se guarecían pequeñas aves como una pequeña tarabilla común (Saxicola torquatus), mirlos y un pájaro que pensamos que podría ser (ilusos, ¡jhá!) un escribano pigmeo, pero resultó ser un escribano palustre (Emberiza schoeniclus) que hacía tonterías con la cola. El vuelo del búho campestre se quedó grabado en mi mente, y no sería despejado hasta el día siguiente.
    Flamborough es un buen lugar en primavera y verano para la observación de aves como el alcatraz atlántico (Morus bassanus), el arao común (Uria aalge), frailecillos atlánticos (Fratercula arctica), etc.
Panorámica de Flambo. 
East Park
   El domingo quedamos con África, de A Bug Blog, y Robert, de I've never killed a pipit. Nos dirigimos a East Park, un gran parque inaugurado en 1887 y con zonas adecuadas para la invernada de gansos, patos y otras aves acuáticas.
OLA K ANSER?
     Me debato entre llamar a este parque Gaviotalandia o Gansolandia, y es probable que acabe llamándolo por el primero, porque las especies más abundantes a primera vista eran las gaviotas. Había tres especies que pude fotografiar desde muy cerca:
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) 
Gaviotas reidoras
Gaviota cana (Larus canus). A esta le tenía ganas.
Gaviota argéntea (Larus argentatus)
    Nos sorprendió ver un martín pescador (Alcedo atthis) pasando a toda velocidad entre unos desnudos arbustos junto al agua. A juzgar por los aspavientos de África y Robert, supongo que no era muy fácil verlo por allí. También andaba por allí uno de mis gansos favoritos: la barnacla canadiense (Branta canadensis), tan fáciles de ver en parques y jardines de todo el Reino Unido.
Barnacla canadiense (Branta canadensis)
Focha común (Fulica atra)
    Finalmente, tras recorrernos medio parque y ver que había unos regatistas en el agua y que no había ningún ave en ella, cuando empezábamos a darnos por vencidos, encontramos dos ejemplares de ambos sexos en una zona apartada. Un pato grande e interesante, según África y Robert, invernante común en East Park. Por lo visto habían visto más hacía unos días, pero esta vez sólo había dos. En España no es abundante y además no cría.
Macho de serreta grande (Mergus merganser)
     En aquella zona, nos encontramos con una polla de agua (Gallinula chloropus) con una curiosa característica: le faltaba una pata entera. Imaginaos el espectáculo. Bueno, no hace falta, porque lo podéis ver aquí:
video

    Volviendo al aparcamiento, nos encontramos una asamblea de ánsares comunes bastante graciosa y perturbadora a la vez.
...



    Tras el paseo por el parque, Jess, Robert y yo nos colamos en los jardines de una especie de convento (Endsleigh Mercy Centre) porque Robert pensaba que podríamos ver algún camachuelo común por allí. Si bien no vimos ninguno, encontramos un muro repleto de diferentes especies de helecho: Dryopteris sp., Asplenium scolopendrium y la sorpresa: matas de Polypodium, pienso que P. vulgare, lo cual nos alegró mucho a Jess y a mí. También crecía por allí una foránea introducida de las regiones montañosas de los Alpes: Pseudofumaria lutea (en la foto, las hojas que se tornan amarillentas).
Polypodium sp.

Comentarios

  1. Que gusto da ver cosas tan interasantes tan cerca de casa. Tengo ganas de hacer más excursiones así! Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me too, I hope we'll meet Africa and Robert again soon.
      x

      Eliminar
  2. ¡qué paseo más guapo me acabo de dar! Gracias.
    Y lo de la Gallinula... seguro que se las apañará. Te cuento: tuvimos nosotros, de comensal fijo en el comedero de casa, a un herrerillo con una sola pata (la otra sólo con el palito y por supuesto le apodamos Pirata ) y era el más atrevido y el amo del comedero. :) La pena no haberle hecho fotos.
    Otra vez gracias por este bonito paseo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero he notado que ultimamente me pongo menos lirico y me estoy volviendo mas cientifico, algo que temo secretamente. Lo de aves a las que les faltan patas hoy en dia no es raro. Yo he visto lavanderas blancas, gaviotas de varias especies, gorriones y palomas sin pata, y la verdad es que da cosica, pero al final acabas viendo que se adaptan y tiran para delante como los bipedos.
      Gracias a ti como siempre por pasarte por aqui.
      Abrazos.

      Eliminar
    2. "he notado que ultimamente me pongo menos lirico y me estoy volviendo mas cientifico, algo que temo secretamente."
      Ser consciente de un tema es tener ya casi el medio de solucionarlo ;)
      Abrazos y sonrisa.

      Eliminar
  3. Bonita excursión. Cuando he visto los gansos en la carretera no he podido evitar pensar que si eso ocurre en algún pueblo de por aquí esa noche más de uno cena ganso. Afortunadamente eso va cambiando... muy poco a poco...
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.

Entradas populares

¡Únete a los demás lectores!