Víboras europeas, lagartijas de turbera y escribanos cerillos | Allerthorpe Common


Olé.

    Bienvenidos a una nueva crónica de mis andanzas por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Esta vez, os traigo un entradusco kilométrico (por la cantidad de fotografías, creo, que harán que esto se alargue) sobre la visita que hicimos África, Robert y James, Jess y yo, a Allerthorpe Common, cerca de York y Pocklington, hace unas semanas. He estado ocupado con trabajos y exámenes, y entre unas cosas y otras, ni tenía ganas de escribir en el blog.

     Con la llegada de algunos días de calor (14 ºC de máximas algunos días) a mediados de marzo, esperábamos que la herpetovida comenzase a estar bastante activa.
    Allerthorpe Common es una zona bastante pequeña de terreno en la que se alternan brezales, bosques de coníferas para producción maderera, zonas húmedas y bosquetes de abedules. Las zonas boscosas más grandes, las de coníferas, están dominadas por pinos albares (Pinus sylvestris) y con sotobosque de saúcos, zarzas y acebos, y de vez en cuando aparecía otra especie de pino alóctona, como veremos más abajo. Este espacio natural es gestionado por la Yorkshire Wildlife Trust.
Aspecto general de la floresta, dominada por altos pinos albares (Pinus sylvestris).
En la parte baja se observan algunos ramajes de sauces que crecen en los herbazales.
Aspecto de una parte interna del pinar. Parecía la taiga.
Prepapel. O no. En realidad no tengo ni idea de para qué usan esta madera.
    Paseando hacia zonas abiertas, con algo de brezal y abedulares, con pinos dispersos, por una carretera de tierra, oíamos pitos reales (Picus viridis) cantando, lúganos (Spinus spinus) y otras aves de bosque. Incluso un pequeño bando de piquituertos comunes (Loxia curvirostra) nos sobrevoló. En un prado repleto de hierbas altas, vimos también varias lagartijas de turbera (Zootoca vivipara).
Escribano cerillo (Emberiza citrinella).
En inglés se le llama "Yellowhammer", que, literalmente, significa "martilloamarillo"
Nunca sobra una foto de un bonito petirrojo, el ave de jardín más querida por los ingleses.
Un estanque. Se oían ranas y las lagartijas de turbera merodeaban por los alrededores.
África y Robert vieron un sapo común cerca de una de ellas.
    En esta zona, a la orilla de un estanque, divisé algo que parecía una mata de musgo bastante grande que pasaría de los 30 cm de altura. Lo primero que pensé fue que podría ser un Sphagnum, pero no me convencí mucho y decidí hacerle alguna foto y mandársela a Copépodo, experto briólogo. Desde aquí le doy las gracias por haberme dicho de qué se trataba. El género es posiblemente Polytrichum (fam. Polytrichaceae).
"Mata" de musgo del género Polytrichum. Gracias a Copépodo por la identificación aproximada.
Y por fin, algo que yo deseaba ver desde hace milenios... Encontramos una víbora europea (Vipera berus) que se dejó fotografiar, como podéis ver. El tembleque que me entró en el cuerpo, de la alegría, no me impidió captarla en el momento.
¡CHAN CHAN!
Víbora europea (Vipera berus)
Vista del cuerpo entero de la víbora europea (Vipera berus).
Tras observar con interés al ofidio, que se escondió entre unas matas, seguimos nuestro camino de vuelta al coche, no sin antes realizar alguna que otra observación más...
El díptero Tachina ursina.
Piñones quemados. Que nooooo, que es caquita de corzo.
     En esta misma zona, a unos pocos metros de los excrementos, vi un pino diferente a los demás que me llamó la atención. Claramente no era un pino albar. La corteza era oscura y como de elefante, las acículas eran más oscuras y brillantes que las del pino silvestre, y las piñas eran menores y más espinosas que las de éste. Por suerte, justo debajo de él, había una rama arrancada con piñas y acículas que me sirvió para su identificación. Se trataba de un Pinus contorta, una gimnosperma autóctona de las Montañas Rocosas en Norteamérica, que se ha utilizado en los países que bordean el Mar del Norte para reforestaciones y aprovechamiento maderero. En inglés se le llama "Lodgepole Pine". Este fue el único ejemplar que vimos.
Tríptico del Pinus contorta.  

Comentarios

Entradas populares

¡Únete a los demás lectores!