Voluntariado en Yeste III: segunda noche de safari fotográfico

    Tras recuperar la zona de agua, una ducha y una buena cena, volvimos a salir de La Alberquilla en busca de más animales (de más arañas, más bien). Esta vez, sí nos internamos en el monte, pasando primero por el murete de rocas, siempre andando por el camino, pero casi a oscuras.
Agelena labyrinthica construye su tela en forma de embudo a ras de suelo o en la parte baja de muretes de roca.
Otra Agelena de librea más clara. Se aprecia la entrada del embudo de telaraña.
    Sin duda, el monte de noche pertenece a los arácnidos. Las arañas lobo seguían campeando, los machos de Hogna radiata estaban de nuevo por doquier, desde las grieta del murete hasta en medio del camino.
Hogna radiata
    Otro arácnido que vimos, y que no era una araña, era el llamado solífugo o escorpión de viento (Gluvia dorsalis). Siempre los veo correr a toda velocidad, pero aquí, de noche, el que vimos se movía despacio pero sin pausa. Sin embargo, se dejó hacer fotos durante unos minutos. 
Gluvia dorsalis
    Los solífugos son animales interesantes de observar. No son venenosos ni agresivos, pero con sus poderosos quelíceros pueden morder y agarrar pequeños insectos y arácnidos. Los pedipalpos son largos y tienen el aspecto de patas ya que parecen nacer de la parte inferior de la zona cefálica. Su función es prensil y adherente, aunque también las usan para ir tentando el terreno a modo de antenas. En la punta de éstos tienen unas pequeñas ventosas que son capaces de anclarse incluso a cristales.
Gluvia dorsalis
    Durante el día permancen escondidos bajo rocas y en lugares oscuros, o en pequeños nidos tubulares que abandonan por la noche para ir en busca de alimento.
    La luna llena, una de las más grandes del año, iluminaba las sierras y las colinas, y les otorgaba sombras siniestras. Los pinos, muchos de ellos colonizadores de otras zonas, se erguían siniestros en la oscuridad. La brisa traía su olor y nos gustaba.
Pino carrasco (Pinus halepensis)
    Al empezar a internarnos más de la cuenta en el monte, nos dimos cuenta de que ya era tarde, y volvimos de nuevo al muro de rocas. La araña patilarga (Pholcus cf phalangioides) también encontraba su sitio en un resquicio de la zona. Estas arañas tienen un mecanismo de defensa muy particular. Cuando algo grande roza sus telas, las hacen temblar, con lo cual, tan finitas ellas, desaparecen difuminadas por el movimiento de sus delgados cuerpos. Esto lo descubrí con una temprana edad en mi propia casa, en el garaje, donde solía haber grandes cantidades de esta araña.
Holocnemus pluchei
    Ya de vuelta a la habitación, nos detuvimos en el farol donde habíamos visto la Eusparassus, y allí estaban otra vez. Me sorprende que una de las arañas más grandes e interesantes de Europa sea prácticamente desconocida más allá de los círculos naturalistas entendidos. Es un animal elegante e imponente que debería tener nombre en castellano. Con la visión de esta criatura, nos fuimos a dormir. Terminada ya la restauración de la fuente, el abrevadero y el estanque, no quedaba nada que hacer, así que aprovecharíamos para explorar la Sierra al día siguiente, la joya de la provincia de Albacete.
Eusparassus cf dufouri

Comentarios

  1. :) Tus fotos (fantásticas como siempre) hacen que hasta las arañas se tornen más simpáticas.
    En el jardín las respeto y las admiro pero... en casa, ¡me incordian! :D (habla ahora el ama de casa ;)
    Como siempre, un gusto pasear contigo.
    Un beso, Guille :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonsoir! J'aime les araignes de la nuit, elles sont très interessantes. Je ne me souviens pas de le français que je parlais. Chez moi, je les aime aussi, parce-que elles mangent de les mouches et les moustiques. No sé si lo he dicho bien, hace años que no lo hablo.
      Un gusto verte por aquí.
      Besos.

      Eliminar
    2. Si tu ne le parles pas souvent... ce n´est pas si mal ;) (ahora, habla la profe jaja)
      Pour me débarrasser des mouches et moustiques, je préfère les tarentes. ;)
      "Araignées du matin, chagrins. Araignées du soir, espoir" dicton français.
      No me gusta decir estas cosas (parece que me quiero hacer publicidad) pero... me haría ilusion verte por mi entrada de ayer: estoy segura de que te gustará porque en parte pensaba en ti y tus amigos de voluntariado cuando hablaba de las "gargantas nuevas" ;)
      Besote, Guille.

      Eliminar
    3. ¡Voy, voy! Tú hazte publicidad, hay confianza bloguil.
      Te leo.

      Eliminar
  2. Gluvia! que entrada mas chula, las fotos son alucinantes. Por cierto, creo que si el Pholcus es phalangioides, es muy diferente al ingles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me convence que sea phalangioides, por eso le he puesto cf. Creo recordar que hay tres especies de Pholcus en la Península, phalangioides, opilionoides, que no tiene librea llamativa y Pholcus osellai, pero no he encontrado mucha información sobre este último ni en libros ni en internet, así que estoy en la duda.

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué te ha parecido? ¿Quieres sugerir o preguntar algo? ¡Deja un comentario!
Gracias por tu participación.

Entradas populares

¡Únete a los demás lectores!