domingo, 9 de enero de 2011

Mis vecinos los gorriones y la tórtola turca

¡Hola! Hoy es un día aburrido y un poco triste. Pero no me preguntéis por qué lo es, porque no diré nada. Estaba después de comer vagando por mi casa, cuando he comenzado a oír un murmullo tortoleño. En la falsa acacia de enfrente de mi ventana, una tórtola turca, sentada en una horquilla del tronco, llamaba. A su alrededor había un grupillo de gorriones comunes, en las ramas cercanas. Al principio he pensado que puede que estuvieran molestándola por algo, pero luego me he dado cuenta de que, simplemente, estaban a su alrededor, no hacían nada. A veces se cambiaban de rama, pero estaban como pendientes de la tórtola, que, sentada en su horquilla, llamaba. Después de unos minutos, una nueva tórtola procedente del parque ha venido a posarse en un cable cercano a la horquilla y aquello parecía una reunión ornítica. Ha sido gracioso.
Luego he vuelto y ya no había ningún ave en la acacia.
Perdonad la mala calidad de las fotos, es que desde mi ventana, todo sale mal.
Vale... esta foto me ha salido fatal, pero es sólo para que veáis cómo era la situación. La tórtola estaba sentada en esta horquilla, llamando, y a su alrededor, los gorriones la contemplaban. Se ve un gorrión macho en la esquina superior izquierda.

La tórtola advenediza.

5 comentarios:

  1. Guillermo: las fotos, las fotos, las fotos. De acuerdo, les falta algo de calidad pero, veo la secuencia que tú me comentas y capto la historia de ése particular momento. Las fotos no lo tienen todo por muy buenas que sean. Hay fotos muy buenas, de concurso, pero si no está el alma del ornitólogo comentando la vivencia, se queda solamente en una buenísima foto de muy buena ejecución. Y, de ésas, hay muchísimas. Ánimo, que el sentido del placer de observar es el que hay que alimentar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Javier. La verdad es que en este momento lo que más necesito son ánimos de gente como tú. Muchas gracias por comentarme siempre. Por cierto, ¿tienes facebook o lo que sea?
    Saludos y gracias otra vez.

    ResponderEliminar
  3. Simpática escena. Hace no muchos años no había ni una de estas tortolas en nuestras ciudades. En poco tiempo se han convertido en algo habitual, incluso para su competidor el gorrión.

    un saludo
    salvidetodounpoco

    ResponderEliminar
  4. Los gorriones observan atentos a otras especies de su entorno e incluso imitan su forma de conseguir comida si se tercia. Lo vengo observando mucho últimamente. Sobre todo estos días tristes de invierno en los que, por una u otra razón, nos tenemos que conformar con mirar por la ventana.
    Las fotos son documentos, aunque haya quien haga obras de arte con ellas. Mejor aún.

    ResponderEliminar

En El Saúco, los comentarios de los lectores importan.