lunes, 23 de septiembre de 2013

Enmendando errores y bimbos a estas alturas de mi vida

     El pasado sábado, como todos los años desde el año pasado, acudí, junto con Jess Stokes y Rafa Torralba, a la IBA 459 a observar los grupos migrantes de chorlito carambolo (Charadrius morinellus, Eurasian Dotterel). Tras darnos un garbeo por zonas adyacentes, donde observamos diversas rapaces (milano negro, un águila calzada devorando un palomo recién capturado, aguilucho lagunero, mochuelo europeo). Os podéis enterar mejor en el post del blog de Rafa.
Halcón de Eleonor (cortesía de Wikipedia).
Todos: Graaaacias, Wikipeeeeedia.
    Además de los carambolos, que al principio nos costó bastante encontrar, a pesar de que los oíamos reclamando, también vimos un grupo mixto de gangas ibéricas (Pterocles alchata, Pin-tailed Sandgrouse) y gangas ortegas (Pterocles orientalis, Black-bellied Sandgrouse), ya al final de la jornada. Justo cuando detectamos los primeros carambolos, apareció sobre nosotros una rapaz veloz que perseguía a una golondrina, intentando golpearla. El depredador, con forma de "vencejo gigante", se movía bastante rápido y al enfocar con los prismáticos le vi la cara, y pensé que se trataba de un alcotán (Falco subbuteo, Eurasian Hobby), pero ¡OH! ¡SORPRESA! Rafa dio en el clavo: era un bonito ejemplar de halcón de Eleonor (Falco eleonorae, Eleonora's Falcon), bimbo para Jess y para mí. El ave era rapidísima y al final le perdimos de vista, no sabemos si llegó a capturar la golondrina. Por desgracia, no hay fotos del animal, pero os juro que lo vi. Preguntadles a Rafa y a Jess. Y si os dicen otra cosa, es mentira.
Chorlito carambolo (Charadrius morinellus)
    Mientras nosotros pajareábamos con alegría, en mi acuario de agua dulce ocurrían otras cosas...

Renacuajos 
    Resulta que el renacuajo que ya tenía patas se ha convertido en algo que no se parece nada a una rana común (Pelophylax perezi, Perez's Frog), error mío. Ahora se ha convertido en algo parecido a un pequeño sapo partero (Alytes obstetricans, Common Midwife Toad). El lugar donde capturé los tres renacuajos entra dentro del mapa de distribución de este anuro, así que ya está. 
Mapa de distribución de Alytes obstetricans, de vertebradosibericos.org.
Los demás renacuajos siguen sin metamorfizarse, el más grande lleva desarrollando extremidades durante varias semanas aunque todavía no son patas propiamente dichas. Es increíble el tamaño que alcanzan los renacuajos comparados con los metamorfos:
    Tan pronto como el metamorfo alcance un tamaño mayor, procederé a su liberación en el mismo sitio donde los encontré, para evitar muertes indeseadas.

Pulgas de agua y larvas de mosquito
    La invasión de pulgas de agua (Daphnia sp.) no parece cesar. Cada vez parece haber más. Además, añadí unas larvas de mosquito en caso de que el pequeño sapo partero tenga a bien el merendárselas. Observación curiosa: Jess y yo hemos visto al partero "saltar" dentro del agua intentando capturar pulgas de agua. Ya sabemos lo que puede comer con ese tamaño:
Un enjambre de Daphnia.

sábado, 14 de septiembre de 2013

Últimas noticias | Acuario de agua dulce y últimas salidas de campo

Renacuajos desarrollándose
    El mes pasado (18/8) fui a Valdeganga para ver si podía recolectar algún invertebrado para el acuario. Iba con la idea de capturar algún pequeño crustáceo o insecto. Por desgracia, la afluencia de domingueros que se acumulaban en la orilla del Júcar era demasiado grande como para ejercer mi naturalismo (no penséis mal, que sé a lo que vais) con total comodidad, así que me puse a caminar por no sé qué sendero, entre unos noguerales, y descubrí una acequia por la que corría un agua más fría que el alma del mismísimo Hades. La acequia estaba rodeada de Equisetum ramosissimum, enredaderas (Cynanchum acutum y Bryonia dioica, esta última con frutos) y de matas de higuera. Excepto algún berrido de ruiseñor bastardo (o "cetia ruiseñor", como lo quieren llamar ahora) que se oía de vez en cuando en la ribera y gorjeos de abejarucos, la tarde no tenía pinta de ser muy fructífera con respecto a las aves, así que me entretuve mirando lo que la argéntea corriente llevaba en su seno: hojas secas, hojas no secas, caracoles ahogados, insectos... Un rápido movimiento en el fondo de la acequia captó mi atención: había varios renacuajos de rana común (Pelophylax perezi), de un tamaño bastante apetitoso, así que capturé tres y los puse en el acuario. Al contrario que otros renacuajos que he mantenido, como los de sapo corredor, estos se han estado desarrollando muy lentamente. Hoy (13/9) sin embargo, uno de los renacuajos presentaba el siguiente aspecto:
Este ejemplar todavía respira mediante branquias, ya que lo veo boquear todo el tiempo.
    Los otros dos renacuajos, sin embargo, no han desarrollado extremidades todavía, y continúan royendo algas y otros restos orgánicos de la gravilla. Mientras tanto, las Daphnias parecen haber alcanzado un número de individuos constante, incluso puede que hayan muerto bastantes ejemplares.
    La temperatura del agua ha variado desde 25ºC los primeros días (mediados de verano), hasta 21ºC ahora, en septiembre.

Primeras mantis del verano, otros insectos y cardos
    La primera salida de campo en la segunda venida de Jess a Iberia no resultó muy productiva. El fuerte calor estival no nos permitió explorar mucho, aunque encontramos momentos para salir al campo. El primer día, descubrimos un macho de Iris oratoria en fase parda que huyó volando en seguida.
    La segunda especie de mantis vino con una observación (26/8) de una hermosa hembra parda de Mantis religiosa, un ejemplar de unos 9 cm de longitud que reposaba boca abajo (como les gusta a los "mántidos de arbusto") que encontramos en un seto de lavanda a los pies del Cerro de San Cristóbal (Chinchilla, AB). Ese mismo día, vimos los primeros cardos (Atractylis humilis) florecidos en la Sierra de Chinchilla, caméfitos que gustan de terrenos calcáreos y que florecen entre julio y octubre. Junto a ellos, los Echinops ritro seguían con sus fitoquehaceres.
A la izquierda, Atractylis humilis. A la derecha, Echinops ritro.
    Este año, la Sierra está cargada de mariposas, y los ninfálidos, como esta Argynnis pandora, aprovechan libando flores del Atractylis.
Esto no es una mantis.
     Volviendo a las mantis, no fue hasta el pasado domingo (8/9), cuando nos detuvimos a mirar unas matitas de ajedrea (Satureja montana), también en Chinchilla, cuando volvimos a ver nuevas especies: dos pequeñas ninfas de Empusa pennata de escasos 2 cm de longitud se paseaban por un sendero creado a base de rodadas de bicis (cómo odio a los ciclistas domingueros sin escrúpulos...). Y van tres especies de mántidos.
    La cuarta ha llegado hoy (13/9), en forma de una Geomantis larvoides que correteaba por otro sendero. Menudo bicho, ¡qué manera de correr! Esto es lo que yo llamo "mantis de suelo". Por suerte, con mis poderes mántidos he conseguido que se estuviera quieta, a pesar de que lo ha hecho en mi mano (ya sé que las fotos de bichos en mano no quedan bien, a mí tampoco me gustan, pero es para que la veáis, hombreyà).
Geomantis larvoides.
    Justo después de ver la Geomantis, nos hemos cruzado en un polvoriento tomillar dos bonitos ejemplares amarillos, un macho y una hembra, de Mantis religiosa. Observando a la hembra, he llegado a una conclusión, y es que las hembras que se desarrollan en jardines se suelen hacer más grandes que las que veo en el campo (no siempre, sin embargo; pero ya me he encontrado varias que respaldan esto). Ha sido en este mismo lugar, en el herbazal agostado-tomillar polvoriento, donde Jess ha encontrado un cerambícido o escarabajo longicorne que todavía no hemos identificado. El animal estaba acurrucado en una flor seca de cardo corredor (Eryngium campestre). Si alguien sabe de qué especie se trata, que se anime a decirlo...
#ACTUALIZADO: me han ayudado a identificar el cerambícido (en el grupo Fotografía Insectos y Artrópodos de la Península Ibérica -España y Portugal). Seguramente se trate de Vesperus fuentei Pic, 1905, un endemismo íbero-balear del que se desconoce la larva y los hábitos alimentarios. Los imagos aparecen durante los meses de agosto, septiembre y octubre, siendo los machos activos voladores crepusculares o nocturnos (de "Sobre la puesta de Vesperus fuentei Pic,1905 (Coleoptera: Cerambycidae: Lepturinae)" de José Ignacio López Colón (Societat d'Historia Natural de les Balears)).

Las primeras setas y bellotas de encina 
Suillus
    Las últimas lluvias del verano han mojado lo suficiente el sustrato silvano como para permitir el desarrollo del cuerpo fructífero de los hongos. También hoy, mientras los abejarucos se despedían del Mediterráneo con sus gorjeos, he visto los primeros Suillus. De tamaño no muy grande, y algunos mordisqueados, levantaban la alfombra de acículas, anunciando el otoño.
    En nuestro paseo, sólo hemos observado tres setas, pero claramente el suelo del bosque ya empieza a bullir. Llevamos un año con bastante buen régimen de precipitaciones que espero que ayude a la proliferación de hongos en los bosques. Sobre todo en las zonas más húmedas y que reciben menos rayos solares es donde más había. El agua de las lluvias veraniegas que se ha acumulado en las grietas y rincones de pinares y encinares ya empieza a hacer de las suyas...
    El agua caída con estas lluvias, por cierto, se acumula en charcas temporales, donde ya han nacido miles de renacuajos de sapo corredor (Epidalea calamita).
     Las encinas llevan semanas con bellotas en sus ramas, y aguardo ansioso a que llegue el momento de recolectarlas (it's reforestation time!). Hoy estaban demasiado verdes, y como la fruta del Mercadona, se pueden recoger verdes y dejar que maduren poco a poco en algún recipiente aireado antes de plantarlas, pero yo prefiero esperar un poquico más.
Quercus rotundifolia
Esto es to-, esto es to-, esto es todo, amigos. 

viernes, 6 de septiembre de 2013

Un breve paseo por el Nacimiento del Río Mundo - Sierra del Segura y Riópar (Albacete)

    El otro día (4/9/2013), en busca de la Naturaleza más sorprendente de nuestra variada Tierra, nos dirigimos al Sur de la provincia de Albacete, concretamente a la Sierra del Segura, para que Jess, en su visita a España, viera el Nacimiento del Río Mundo. El final del verano no es mala época para visitar la zona, si bien la primavera o pleno otoño son tiempos más especiales.
    Desde el coche, observamos cómo la vegetación iba cambiando, según dejábamos las planicies manchegas de secano, con algunas encinas y pinos dispersos y pequeños bosquetes de repoblaciones con pino carrasco, a las estribaciones del noreste de la Sierra del Segura en el piso climático denominado mesomediterráneo inferior. Nos dirigíamos al Nacimiento del Río Mundo, así que transitamos durante pocos kilómetros en este piso bioclimático: aquí, los bosques de pinos carrascos con lentiscos y coscojas invadían las laderas de las montañas que crecían poco a poco mientras nos acercábamos al Sur. Las montañas subían y, de repente, los pinos cambiaron, se oscurecieron, se hicieron mucho más altos, con cortezas más negruzcas y con piñas más grandes: los pinares de Pinus pinaster nos recibían con las ramas abiertas. De vez en cuando, entre los oscuros troncos de los ejemplares más jóvenes aparecían pinos masivos, con troncos de escamas rojizas... ¿Eran otra especie? No. Eran pinos ródenos antiguos, con piel de lagarto primitivo, cuyas copas crecían ya de manera horizontal y no piramidal. Desde la lejanía, pudimos haber creído que se trataba de bosques monoespecíficos, pero fijándonos con más atención, descubríamos encinas, quejigos, arces, mostajos y tejos, y otros pinos, muy parecidos en su forma a los ródenos, pero de piñas mucho más pequeñas, amarillentas, y de corteza plateada, que los botánicos expertos llaman Pinus nigra (subsp. salzmannii (Dunal) Franco o subsp. clusiana (Clemente) Rivas-Mart.).
Pinus nigra. subsp salzmannii. Algunos ejemplares presentan en su tronco,
 sobre todo en la parte inferior, a 1 ó 2 m del suelo,
curvas exageradas, mientras la parte superior crecede forma vertical.
    En castellano, a este árbol se le llama pino negro, laricio, salgareño o negral. En España aparece en zonas altas, entre los 700 y los 2000 msnm, aunque no siempre, pero por norma general sí...
    El pino laricio es un árbol que alcanza alturas bastante grandes, unos 60 m. En la Sierra de Segura aparecen ejemplares descomunales, aunque en la provincia de Jaén, en Cazorla, en los Campos de Hernán Perea y en la Sierra de Quesada, hay algunos antiquísimos (más de 1000 años de edad). 
    En el entorno donde hicimos la caminata, en el Nacimiento del Río Mundo, los árboles predominantes eran los pinos laricios. En este recodo de la Sierra del Segura, la humedad es superior, con lo cual habitan especies relícticas europeas, caducifolias, helechos... 
    Pudimos observar también aves típicas de los bosques, paseriformes como el carbonero garrapinos (Parus ater, Coal Tit) y el herrerillo común (Parus caeruleus, Blue Tit), y aunque no lo vimos (sí lo oimos), también andaban por allí herrerillos capuchinos (Lophophanes cristatus, Crested Tit) además de un pájaro rechoncho y azul ligado a masas forestales maduras y de caducifolios: el trepador azul (Sitta europaea, Eurasian Nuthatch), para mí, la segunda observación de mi vida. La primera fue en el mismo sitio hace un año y pico. Los escasos pajareros de toda la provincia saben que este es un buen sitio para observarlos, ya que son bastante confiados.
    En general, el día estuvo más nutrido botánicamente hablando que ornitológicamente, con algunas observaciones de lagartijas (y no, no preguntéis más, no eran lagartijas de Valverde (Algyroides marchi, Spanish Algyroides), todavía no he conseguido verlas; eran lagartijas colilargas (Psammodromus jeanneae, Oriental Large Psammodromus)...).
Lagartija de Valv---quiero decir, lagartija colilarga (Psammodromus jeanneae). Disculpad mi entusiasmo.

    No vimos muchos insectos excepto ropaloceros como la pandora (Argynnis pandora, Cardinal), un ninfálido que he observado bastante este año, tanto en Chinchilla como en otras zonas del Sur de la provincia. Éste era su hábitat, bosques de pinares y caducifolios con abundantes herbazales.
Pandora (Argynnis pandora)
    Además, Jess fotografió una mariposa blanca que en un primer momento pensamos que se trataba de la blanquita catalana (Pieris mannii, Southern Small White), luego miramos en la guía y ya no estamos seguros de si es la blanquita de la col (Pieris rapae, Small White) o la catalana. Según el libro Ropaloceros de la Sierra de Alcaraz y Calar del Mundo, Albacete, la captura de un ejemplar en Arroyo de la Celada (Riópar) en abril de 1983 es la primera cita de la especie en la provincia; sin embargo, desconozco si se ha vuelto a observar por la zona. En España se localiza en colonias aisladas en las provincias de Málaga, Granada, Murcia, Alicante,  Madrid y Huesca, y es más común en Cataluña. Os dejo la foto, que como siempre que se trata de potenciales bichos raros, no es de muy buena calidad. Ya digo que a veces me parece una P. mannii y otras una P. rapae, así que voy a dejar de mirarla tanto no vaya a ser que me crezca una espiritrompa:
?!?!??!?!?!??!?!?!?!?!?!?!
  Como decía, el viaje estuvo más centrado en la botánica que en los demás seres vivos. Lo que más nos maravilló fue la cantidad de especies diferentes de helechos que se concentraban en una zona muy pequeña, en un sendero cercano a la cascada del Nacimiento del Mundo, vigilado por un guarda que nos miraba ceñudo. En total, en el viaje vimos 5 especies de pteridófitos, una de ellas en una ladera de un riachuelo de Riópar city, una cola de caballo que parece que se trata de Equisetum telmateia.
Izquierda: Ceterach officinarum. Derecha: Asplenium trichomanes.
Asplenium trichomanes
Equisetum telmateia (?) en Riópar.
    Volviendo ya, un coche que venía de frente nos hizo una señal con las luces, avisándonos: más adelante había un rebaño de cabras blancas cruzando la carretera. Pero no eran cabras cualesquiera, eran cabras blancas celtibéricas, una raza endémica de las Sierras de Cazorla y Segura, distinguibles de las demás razas domésticas por sus cuernos horizontales y helicoidales.  
    El día estuvo bien, pero en mi opinión, un día no es suficiente para descubrir este maravilloso entorno. Por suerte, nos llevamos recuerdos en forma de muestras para herbario y fotografías.

TAXONES RELEVANTES OBSERVADOS EN LA SIERRA DEL SEGURA, RIÓPAR Y NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO (4/9/2013):

      Animalia: 
  1. Gyps fulvus
  2. Sitta europaea
  3. Parus ater
  4. Parus caeruleus
  5. Lophophanes cristatus
  6. Garrulus glandarius
  7. Motacilla cinerea
  8. Ptyonoprogne rupestris
  9. Ardea cinerea 
  10. Merops apiaster
  11. Buteo buteo
  12. Neophron percnopterus
  13. Capra pyrenaica
  14. Psammodromus jeanneae
  15. Euplagia quadripunctaria
  16. Argynnis pandora
  17. Xylocopa sp.
  18. Cordulegaster sp.
      Plantae:
Pteridium aquilinum
  1. Pteridium aquilinum H!
  2. Asplenium trichomanes
  3. Ceterach officinarum
  4. Adiantum capillus-veneris
  5. Equisetum telmateia H!
  6. Pinus nigra subsp. salzmannii H!
  7. Pinus pinaster
  8. Taxus baccata
  9. Sorbus aria
  10. Corylus avellana
  11. Ilex aquifolium
  12. Acer granatense H!
  13. Viburnum tinus
  14. Daphne gnidium H!
  15. Pistacia lentiscus
  16. Pistacia terebinthus
  17. Delphinium sp.
H! significa que se han recolectado partes de esas especies y se han herborizado.
Nacimiento del Río Mundo, foto a petición del pueblo español.
Bosque mixto junto al sendero que lleva al Nacimiento del Río Mundo.